Gestión del Día a Día: La mejora como rutina de trabajo

Ing. Andrés C. Warlies – Director / MBB Lean Sigma

Definiciones Iniciales

Cuando hablamos de mejora continua debemos entender que la misma es una decisión estratégica. Pensar en mejora es desafiarse para alcanzar un nivel de desempeño superior, potenciar el negocio y competir mejor en el mercado.

La mejora continua se alinea con la estrategia de negocio.

La estrategia de mejora se puede resumir en tres enfoques principales:

  • Oportunidades de Negocio resueltas metodológicamente con equipos dedicados a proyectos
  • Oportunidades de Proceso enfocado en la aplicación de herramientas de gestión y mejora por analistas técnicos
  • Desarrollo corporativo de la cultura de mejora

 

El Desarrollo de la Cultura de Mejora

Ante la necesidad de generar una cultura participativa enfocada en el análisis y mejora de los procesos de la empresa, contamos con un conjunto de modelos, sistemas y desarrollos que colaborarán con este objetivo estratégico.

  • 5S: desarrollo de una gestión enfocada en la incorporación de pautas, buenas prácticas y rutinas de orden y limpieza, alcanzando una cultura colaborativa para potenciar la productividad, la calidad y la seguridad.
  • Gestión Visual: gestión abierta, enfocada en establecer pautas visuales para estandarizar y simplificar la operatoria diaria. La gestión visual se potencia con la aplicación de señaléticas, indicadores, tableros y referencias visuales claras y entendibles por todos.
  • Gestión del Día a Día: simplificación de las herramientas de análisis para la mejora de procesos a través de la participación de los responsables operativos.

 

¿Qué nos aporta la Gestión del Día a Día?

La Gestión del Día a Día, simplifica la gestión de los procesos clave a través de la rutina de detección de desvíos, análisis, mejora y estandarización. Este proceso fortalece la cultura participativa requerida, brindando un canal formal para encaminar las acciones de mejora operativas.

El proceso de desarrollo de la Gestión del Día a Día se fundamenta en que hasta el 80% de los problemas operativos se dan por la falta de estándares, la mala definición, la desactualización o el incumplimiento de los mismos.

Debido a esta característica, el proceso lógico se puede representar de la siguiente manera:

  • Definición e implementación de estándares operacionales (gestión operativa de los procesos)
  • Detección de desvíos a través de la rutina diaria de revisión de los procesos
  • Análisis a través del Ciclo Corto (Short Loop), enfocado en detectar desvíos respecto a los estándares establecidos
  • Análisis de causas de los desvíos operacionales detectados
  • Definición y selección de propuestas de mejora
  • Verificación de resultados y estandarización del proceso

 

En el caso de no detectarse desvíos respecto a los estándares (20% de los casos) o cuando se presentan problemas de alto impacto, con causas complejas, el proceso escala al nivel técnico, liderado por las jefaturas afectadas, a través de herramientas para la resolución de problemas en equipo (8D, PDCA, DMAIC Simplificado).

 

La Gestión del Día a Día desarrollará la participación de todos en la gestión y mejora de los procesos y potenciará técnicamente a los responsables operativos para que administren su rutina de trabajo, fortaleciendo los resultados y desarrollando un espacio cultural colaborativo.

 

Para conocer más sobre este desarrollo, nuestra experiencia y la de nuestros clientes, no dudes en contactarnos a través de nuestros canales.

Related Posts

12 noviembre, 2021

Prediagnóstico de Verano

13 agosto, 2021

Sobre el APQP

Leave A Reply