La Seguridad y Salud Ocupacional en tiempos de Pandemia

Brenda Cardozo
Consultora de Mejora, especialista en Salud y Seguridad

1. La situación actual:

Sin duda alguna, la pandemia ha generado un nuevo escenario de trabajo muy diferente al que estábamos acostumbrados; este cambio se presentó de forma imprevista y sorprendente, impactando a trabajadores y empleadores quienes se vieron obligados a adaptarse, reinventarse y acostumbrarse a nuevas tecnologías, formas de comunicación, maneras de comportarse, y de interactuar socialmente.

2. Las normativas vigentes:

A partir de estas nuevas condiciones de trabajo, la industria en general se replanteó un objetivo fundamental: el respeto por la seguridad. Así fue como se legitimó el procedimiento con la nueva Resolución 21/2020 de la SRT (Superintendencia de Riesgos del Trabajo) donde se reconoce que el hogar es el nuevo ámbito laboral.

Se estableció que la normativa relativa a Higiene y Seguridad en el Trabajo que comprende las normas técnicas, las medidas sanitarias, precautorias, de tutela y de cualquier otra índole que tengan por objeto prevenir, reducir, eliminar o aislar los riesgos de los distintos puestos de trabajo, tengan la misma validez dentro de los hogares de los empleados.

Esto respalda la salud tanto de los trabajadores que realicen sus tareas desde sus hogares (el famoso y tan escuchado “home office”), como también la de los trabajadores esenciales que salen día a día a cumplir con sus labores. Por dicha razón es que en el caso que surja algún contagio dentro del puesto de trabajo, será considerado como “enfermedad laboral” y deberá ser tratada como tal bajo los efectos de la Res 46/2020

La emergencia sanitaria destacó la importancia de la seguridad y salud ocupacional que estaba desplazada, y tomó el protagonismo que se merece. También ayudó a la concientización de hábitos de higiene cotidiana como el lavado de manos y la desinfección.

 

3. El impacto en el trabajo diario

La “nueva normalidad” vino para quedarse por lo que hay que estar muy preparados y adaptarse a los nuevos desafíos: trabajar con mascarillas, utilizar correctamente el barbijo, implementar barreras físicas, respetar el distanciamiento entre personas, poniendo igual énfasis en el cuidado físico como en el cuidado de la salud mental.

Está comprobado científicamente que el hombre es un ser social, que necesita el contacto físico con sus pares; la pandemia le pone un freno a esta necesidad, y no solo limita su desarrollo, sino que además lo recarga de estrés y tensiones que antes no se contemplaban.

Empiezan a resonar variables como inestabilidad emocional y fatiga mental de las personas, que deben tenerse presentes a fin de evitar accidentes; A estos factores se agrega el sedentarismo generado por la falta de actividades física que solían tener las personas antes de la cuarentena, trayendo como consecuencia aumento de peso, contracturas por malas posturas y mayor cantidad de factores subyacentes.

 

4. Recomendaciones

Todas las personas deben realizar una autoevaluación del puesto de trabajo, analizando las medidas de seguridad, prevención contra incendios y primeros auxilios.

Se debe monitorear la altura de la silla, la posición, brillo y tiempo de exposición con las pantallas, el espacio libre debajo del escritorio, la utilización del pad, la correcta posición del teclado y garantizar la adecuada temperatura del lugar.

Hay que verificar la adecuada ubicación de matafuegos para la prevención de incendios, y un botiquín médico completo en caso de que sea necesario su uso.

Es importante seleccionar un lugar libre de distracciones, con buena iluminación, correcta ventilación, con bajo ruido ambiente para el desarrollo de las actividades.

Resumiendo en pocas palabras, generar momentos de charla entre las personas, organizar un canal de comunicación directo con los empleadores, respetar horarios establecidos, realizar pausas activas y garantizar las horas de descanso entre jornadas.

5. Conclusión

Priorizar la salud de las personas es una responsabilidad de todos, independientemente de la pandemia actual.  Resguardar la integridad tanto física como mental debe ser el compromiso de todos los días

Noticias relacionadas

Dejar un Comentario