La Excelencia Operacional como Estrategia de Negocio

Presentación de la Excelencia Operacional

La Excelencia Operacional construye un sistema integrado a través del establecimiento de estándares y de una gestión basada en indicadores. Esto permite evaluar el desempeño del negocio y de sus procesos clave de manera de definir y detectar brechas entre el desempeño objetivo y el real alcanzado. A partir de dichas brechas es que podemos definir las oportunidades de negocio y operativas.

El trabajo activo, participativo y permanente sobre estas brechas permite alcanzar la Cultura de Mejora. Este objetivo cultural se alcanza involucrando a todos los miembros de la organización en el análisis del desempeño de los procesos y la detección de los desvíos, con la consecuente actuación sobre éstos para mejorarlos de manera inmediata.

La Excelencia Operacional persigue en definitiva, la estandarización de los procesos, la evaluación constante de los mismos, la detección de desvíos y la acción rápida para su mitigación. El desarrollo de una cultura mejora nos permitirá actuar inmediatamente frente a los desvíos encontrados.

La construcción de la Excelencia Operacional se basa en 5 pilares:

  • Medición: definición, captura y análisis de los indicadores de desempeño de gestión y operativos.
  • Conocimiento: desarrollo técnico de las personas para desarrollar la gestión y mejora continua.
  • Liderazgo y Cultura: el fin existencial de la Excelencia Operacional es el desarrollo de la cultura de la mejora. Para ello se requiere tanto de un fuerte liderazgo de las figuras jerárquicas de la compañía como de los referentes técnicos.
  • Procesos y Estructura: foco en el análisis y optimización de los procesos para definir una estructura dedicada acorde.
  • Personas y Habilidades: Todo lo anterior es inútil sin un foco en el desarrollo de las personas y sus habilidades, pues en definitiva la cultura de una organización no es otra cosa que la manera en que se hacen las cosas y la cultura se asienta sobre las personas que componen la organización.

Sobre estos 5 pilares tenemos el sustento para la Excelencia Operacional.

Despliegue Técnico

El desarrollo técnico de la Excelencia Operacional a través de herramientas y metodologías para la Mejora Continua se basa en tres niveles para su despliegue:

  • Desarrollo de la Cultura: foco en el desarrollo operativo de la mejora continua con despliegue de modelos de gestión como 5S (gestión basada en el orden, limpieza y seguridad en nuestros espacios de trabajo), Gerenciamiento Visual y Gestión del Día a Día. Estos sistemas y herramientas permiten administrar los recursos a nivel operativo para facilitar la detección de desvíos operacionales y accionar de manera ágil y precisa.
  • Desarrollo de la Productividad: foco en el despliegue de herramientas de análisis para gestionar y fortalecer el desempeño productivo de los procesos clave. Este nivel de despliegue de la mejora continua se basa en desarrollo de analistas técnicos especializados que lideran los talleres de aplicación.
  • Gestión de Proyectos de Mejora: definición, selección y gestión de proyectos de mejora con impacto al Negocio. Este nivel de despliegue se logra a través del desarrollo de proyectos metodológicos Lean Sigma con la participación de referentes técnicos metodológicos (Green y Black Belts), de gestión (Champions) y técnicos de proceso (Yellow Belts).

 

Conclusiones

Para el desarrollo de la Excelencia Operacional necesitamos:

  • Definir una estrategia de mejora afín con los lineamientos del negocio
  • Diagnosticar las necesidades y casos de negocio
  • Definir una estructura dedicada
  • Establecer un plan de desarrollo de capacidades individuales y de equipo
  • Implementar herramientas, metodologías y soluciones
  • Desarrollar una gestión integrada

 

 

Noticias relacionadas

Dejar un Comentario